Túneles de madrugada I

En estas densas vacaciones que estoy tomando, no he dejado de saltar del trampolín en muchas cuestiones (aunque personales, principalmente), como qué es lo que caracteriza al poder, el Estado, o la biopolítica. Aunque con poco fundamento en las dos piezas que dejo aquí (la filosofía y la poesía), como en el conocimiento de los temas, traigo, como Odín con su arpa, una serie de cuentos que intenten invitar al pensar y a la crítica, a la duda, como úlcera del saber que es. No he editado nada sobre la primera parte, (y de hecho hay cosas con las que no coincido ahora mismo) y se apreciará la falta de conexión y profundidad en lo que se lee, pero como vosotros, yo también seguiré leyendo. Túneles de madrugada para las nuevas parcelas que me ocupen las noches de pasear al Ser; a veces hay que esperar en el tren hasta que se incendie la pradera.

Mensajes al amor

[00:43, 9/2/2019] berzhu: p**** el estado es sociedad del espectáculo o estado biopolítico? es que yo no creo que el estado sea simplemente detentor del poder. yo creo que la vida es el instrumento vía el cual las relaciones de poder se inscriben en la misma, y por tanto la sociedad del espectáculo puede potestarse como discurso en el tiempo (el lenguaje como morada del ser). es decir, el espectáculo se despliega en unos elementos que hacen reproducir este tipo de sociedad, y la vida es el elemento nuclear target de esos elementos. y el estado, no es que sea irrelevante pero su función se determina por relaciones de poder. rollo, no es que sea simplemente un elemento clasista per se, pero que el grupo hegemónico situa en un diámetro las coordenadas de su poder (veáse Crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel, del Karles). por ejemplo, si el ejército toma el estado por golpe, este actuará de tal forma que sus intereses se vean beneficiados, y adoptará forma más autoritaria o democrática según sea dicho ejército

Seguir leyendo “Túneles de madrugada I”

Anuncios

Un taller en Damasco

Estoy vivo, y si se puede poner
esto en duda, es por la atávica
presencia de la muerte en mi
habitación, cada mañana, a las 9.

Tal vez en aquella época en la que
aparte de debates de la palabra
y la pluma se dieron también debates
con la espada, en esa dialéctica de
“los puños y las pistolas”, en la era
en la que la cruz de Jesús invadió
la tierra que lo vio nacer, tal vez,
había un joven en aquella imponente
ciudad de Damasco, pensando,
mientras descansaba en el lecho,
en el futuro, en guerras venideras,
en tierras desconocidas, ¿en mí?

Seguir leyendo “Un taller en Damasco”

Nights, tres poemas y Frank Ocean

Sí, la imagen que aparece encima, como cabecera del blog, es del artista norteamericano Frank Ocean, en el videoclip de Nikes. Hoy voy a entregaros tres poemas que escribí bajo la influencia de una de las canciones de su nuevo álbum, Blonde. La canción es (como ya se puede intuir), Nights, creación que trata de la pobreza por la que pasó Frank en el pasado; de las drogas y la existencia urbana; del amor y sus problemáticas. La pieza tiene dos partes en sí misma: una primera más tranquila, digamos, más abierta, más diurna, en la que se presenta la espera de Ocean al ocaso y la noche, espera con todos sus desquicios, con toda la urbe; la segunda, precedida por estos versos:

New beginnings ahh
New beginnings wake up ahh
The sun’s going down
Time to start your day bruh
Can’t keep being late on me
Know you need the money if you gon’ survive
The every night shit, every day shit

Seguir leyendo “Nights, tres poemas y Frank Ocean”