El silencio de Frank

Nota previa: he vuelto a leer este artículo tras publicarlo, y me percato de que parece carecer de un sentido claro o de explicaciones que iluminen de manera profunda el asunto, la influencia que deja Ocean en mi día a día. Justo hoy hemos tenido una clase de Wittgenstein, y creo que con su cita “de lo que no se puede hablar, es mejor callarse”, quedan explicadas las posibles incoherencias, las dificultades para argumentar, que he tenido en este texto. Resulta complicado situar algo que casi ni entiendo, esto es, los efectos que producen en mí sus canciones, las imágenes que puedo crear, las sensaciones que se generan… quedan advertidos, queridos lectores.

Tal y como dije en otro lugar (Nights, tres poemas y Frank Ocean), tenía intención de exponer lo que para mí significa el artista, storyteller, genio, Frank Ocean. Intentaré hacerlo en este texto. Cabe anotar que no soy experto en el arte musical, ni siquiera me atrevería a encuadrar a Ocean en un género (me pregunto si es que acaso se puede), ni tengo suficientes herramientas teóricas como para hacer un ensayo de su trabajo artístico. Pero de él y de cualquier otro artista. Y tampoco trataré su persona (que, sí, me agrada mucho). Hablaré de lo que me transmite, y por qué me siento tan unido a casi todas sus canciones. Además, leí por ahí que explanation kills art, así que, menos teorizar, y más disfrutar del arte.

(Es broma camaradas, pero dejaré tales labores a críticos y demás).

Seguir leyendo “El silencio de Frank”

Nights, tres poemas y Frank Ocean

Sí, la imagen que aparece encima, como cabecera del blog, es del artista norteamericano Frank Ocean, en el videoclip de Nikes. Hoy voy a entregaros tres poemas que escribí bajo la influencia de una de las canciones de su nuevo álbum, Blonde. La canción es (como ya se puede intuir), Nights, creación que trata de la pobreza por la que pasó Frank en el pasado; de las drogas y la existencia urbana; del amor y sus problemáticas. La pieza tiene dos partes en sí misma: una primera más tranquila, digamos, más abierta, más diurna, en la que se presenta la espera de Ocean al ocaso y la noche, espera con todos sus desquicios, con toda la urbe; la segunda, precedida por estos versos:

New beginnings ahh
New beginnings wake up ahh
The sun’s going down
Time to start your day bruh
Can’t keep being late on me
Know you need the money if you gon’ survive
The every night shit, every day shit

Seguir leyendo “Nights, tres poemas y Frank Ocean”