Ciencia y sociedad posmítica (o posmoderna) en La genalogía de la moral

Recientemente leí La genealogía de la moral, de Friedrich Nietzsche. Es ésta la obra (o una de ellas) que los ideólogos nazis aprovecharon y tergiversaron para alinear a Nietzsche con su proyecto racial-político, sobre todo con esas salidas del pensador hablando de “la bestia aria”, o con sus ataques a hebreos, comunistas y socialistas (por lo menos en el primer tratados). Es curioso, porque en los dos siguientes tratados, Nietzsche critica a los antisemitas por ser “resentidos”, “bocazas de la moral”, y cito:

[…] no soporto los sepulcros blanqueados que parodian la vida; no soporto a los fatigados y acabados que se envuelven en sabiduría y miran objetivamente; no soporto a los agitadores ataviados de héroes, que colocan el manto de invisibilidad del ideal en torno a ese manojo de paja que es su cabeza; no soporto a los artistas ambiciosos, que quisieran representar el papel de ascetas y de sacerdotes y que no son en el fondo más que trágicos bufones; tampoco soporto a ésos, a los recentísimos especuladores en idealismo, a los antisemitas, que hoy entornan sus ojos a la manera del hombre de bien cristiano-ario y que intentan excitar todos los elementos del animal cornudo propios del pueblo mediante un abuso, que acaba con toda paciencia, del medio más barato de agitación, la afectación moral… (Nietzsche, p. 181, en La genealogía de la moral)

Seguir leyendo “Ciencia y sociedad posmítica (o posmoderna) en La genalogía de la moral”

Anuncios

Un taller en Damasco

Estoy vivo, y si se puede poner
esto en duda, es por la atávica
presencia de la muerte en mi
habitación, cada mañana, a las 9.

Tal vez en aquella época en la que
aparte de debates de la palabra
y la pluma se dieron también debates
con la espada, en esa dialéctica de
“los puños y las pistolas”, en la era
en la que la cruz de Jesús invadió
la tierra que lo vio nacer, tal vez,
había un joven en aquella imponente
ciudad de Damasco, pensando,
mientras descansaba en el lecho,
en el futuro, en guerras venideras,
en tierras desconocidas, ¿en mí?

Seguir leyendo “Un taller en Damasco”

La famosa tesis

Navegaba ayer por Facebook cuando encontré algo que me llamó la atención, y, ¿hay algo que puede llamar más la atención que un espantapájaros en medio de un muro cibernético? Quién sabe. Por lo menos a mí, aparte de la sorpresa, me causó además molestia, y me atrevería a decir que un irónico afecto. Afecto, por venir la falacia de alguien a quien tengo un cierto aprecio.

Era una publicación en un grupo de Heidegger (Martin Heidegger Facebook Society), en la que un usuario compartía un enlace que llevaba a una serie de entrevistas dadas por el pensador alemán en los años 60. Dicho usuario puso un comentario, acompañando al enlace, que se supone es dicho por Heidegger en alguna de las entrevistas. Es el siguiente:

Seguir leyendo “La famosa tesis”

Nights, tres poemas y Frank Ocean

Sí, la imagen que aparece encima, como cabecera del blog, es del artista norteamericano Frank Ocean, en el videoclip de Nikes. Hoy voy a entregaros tres poemas que escribí bajo la influencia de una de las canciones de su nuevo álbum, Blonde. La canción es (como ya se puede intuir), Nights, creación que trata de la pobreza por la que pasó Frank en el pasado; de las drogas y la existencia urbana; del amor y sus problemáticas. La pieza tiene dos partes en sí misma: una primera más tranquila, digamos, más abierta, más diurna, en la que se presenta la espera de Ocean al ocaso y la noche, espera con todos sus desquicios, con toda la urbe; la segunda, precedida por estos versos:

New beginnings ahh
New beginnings wake up ahh
The sun’s going down
Time to start your day bruh
Can’t keep being late on me
Know you need the money if you gon’ survive
The every night shit, every day shit

Seguir leyendo “Nights, tres poemas y Frank Ocean”

Introducción

Pareciera que mi actividad en el mundo de los blogs es digna de Sísifo (de momento sí, feliz): empezando con un primer WordPress, llamado “El Apartamento Rojo”, en el que el propósito  era el desarrollar reflexiones cercanas a la Filosofía que dábamos en Bachillerato, junto con otras temáticas que me suscitaban dudas e inquietudes, el cual acabé dejando… sin saber por qué. Tras este, y en una etapa en el que la Náusea y el Absurdo inundaban las calles de mi conciencia, abrí otro llamado “En las cimas…”, donde traté algunas chorradas existencialistas, divagaciones literarias y quejidos contra la vida en general. También dejé éste sin más miramientos. Por gilipollas.

Seguir leyendo “Introducción”